martes, 17 de septiembre de 2013

Los libros de Francisco Hernández en Almadía

El poeta Francisco Hernández quien recibió recientemente el Premio Nacional de Ciencias y Artes ha publicado en Almadía varios de sus libros, los cuales he tenido la fortuna de diseñar y de inventar imágenes para ellos. El primero de ellos, La isla de las breves ausencias, recibió un reconocimiento en la Bienal de diseño del INBA. El segundo se titula Población de la máscara, en la que el poeta escribe acerca de pintores y artistas en índice alfabético. Ambos libros se pueden ver en éste video (aunque la colección ya no se llama Pleamar). Acá reseña y reseña. Es un honor poder diseñar los libros de Francisco Hernández. Gracias como siempre a Almadía.

En las imágenes aparecen sus dos libros mas recientes:






Diario sin fechas de Charles B. Waite. Texto de contraportada

De su paso por nuestro país, el fotógrafo Charles B. Waite dejó miles de imágenes que él mismo capturó, o bien que robó a su colega W. Scott.
Sin embargo, el artista norteamericano no escribió una sola palabra sobre esta experiencia. Para llenar ese vacío, Francisco Hernández ha escrito el diario imaginado de Waite. En él consigna la forma
en que el paisaje pasó a través de su cámara Hansen, no sólo para transformarse en documento de una sensibilidad, sino para contagiar los sueños del autor con su misterio y su erotismo.
En este poemario, un extranjero se adentra en el México rural de finales del siglo xix para enfrentarse a una realidad indómita y asestarle el golpe de su imaginación violenta, de sus deseos más profundos. Mientras recorre sus plazas y caminos, hace el retrato de sus costumbres y reconoce, en el rostro de personajes anónimos, una versión fragmentada de su propia humanidad.










Mal de Graves. Texto de contraportada

Robert Graves es el nombre de un sobresaliente médico irlandés, nacido a finales del siglo xviii,
cuyas investigaciones sobre las afecciones tiroideas definieron y dieron nombre a la enfermedad que lleva su apellido. Un siglo más tarde, Robert Graves es también el nombre de un notable poeta y novelista londinense, autor de La diosa blanca, tratado poético-mitológico que estudia la naturaleza del arte que sobrevive a su tiempo.
Ambos personajes, presintiéndose o no, establecen un extraño diálogo que combina la ciencia con los sueños. Cruzado por voces –unas ajenas, otras cercanas– e imágenes llenas de símbolos, en él se materializa una mujer que, aquejada por el Mal de Graves, se adentra en la ceguera.
La imaginación del poeta combina lo histórico con lo improbable, lo terrestre con lo infinito, y de este choque de fuerzas resulta un lenguaje insospechado y radical. Francisco Hernández pone en escena un drama que da forma a un miedo inmortal: la pérdida definitiva de la vista.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada