martes, 5 de mayo de 2015

Idiotas Teatro / Un propósito claro


Está por comenzar la temporada de la nueva obra de Teatro de los amigos de Idiotas Teatro que lleva por nombre Un propósito claro. La idea de los personajes sobre un barco de papel vino a partir del primer cartel que hice con ilustración:





Este es el cartel que les diseñé para O:



Tanto las fotografías de Un propósito claro, como de O son obra de Óscar Ponce.

Para el fin de la temporada de O, tuve el honor de develar su placa. Para dicha ocasión escribí este texto:

Conocí a Fernando y a Christian en 1927 en Nueva York, siendo ellos cercanos a José Juan Tablada, que entonces traducía al español la trilogía La Orestiada, de Esquilo, que causaba gran curiosidad a ambos, y quienes transmitieron a Alfonso Reyes su entusiasmo. De esto me enteraba por las mujeres de Nueva York que eran cercanas a sus ojos, pero no a su corazón. Los cuatro deborábamos sandías ocasionalmente acompañados por un jovensísimo Miguel Covarrubias, con quien competían a escupir las semillas de la sandía. Supongo que por ese entonces Agamenón, Clitemnestra, Ifigenia, Egisto, Electra, Orestes, Apolo, las Furias y Atenea, que trabajaban en la Tramoya del teatro Paramount que por cierto comenzaba a cambiar las funciones de teatro por las de cine, se volvieron parte de su pandilla, y que según ciertas crónicas de la época armaban broncas en los partidos de los Yanquis de Nueva York en compañía de Federico García Lorca.

Todavía no nacían Lucía Pardo, ni Carmen Coronado, ni Karla Armendáriz, pero lo harían posteriormente -y esto es una certeza científica- unos pocos años después. Nacidos a mediados del siglo XIX, David y Reyes conocieron de cerca a P.T. Barnum, famoso empresario de el espectáculo mas grande del mundo que suponen declaró, postrado en el lomo de un elefante enano que “A cada minuto nace un idiota”. Barnum había empleado a Fernando y a Christian para cuidar a los osos hormigueros, principal atracción del circo en esos días. Ahí conocieron el arte de la paciencia, junto con algunas otros desempeños cirsenses, como armar las carpas y no cirsenses como la pesca de la trucha, negocio al que iniciaron a Pardo, Coronado y Armendáriz décadas después para aprovechar el tiempo muerto entre los ensayos, que tenían lugar cerca del río La Piedad.

El arte de nuestros amigos se perfecciona desde entonces. El día de hoy 13 de abril de 2015 cumpliéndose una profecía declamada en en las fiestas Dionisias de Atenas en el año 458 a. C., celebramos una representación en el helénico que nos alegra en medio de las tribulaciones de la patria y la despedida de Gunther Grass y Eduardo Galeano, que con un solo brazo nos abraza a todos.

Es un gusto ser un idiota como los amigos que nos obsequian su arte. Como muestra de mi afecto, gratitud y admiración, quisiera decir “O”.



Y acá nuestra primera colaboración juntos, con la increíble obra Pájaro. Éste es el cartel:


El logotipo de la compañía, diseñado por Beto Petiches cuando trabajaba en mi taller:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada